Creemos: 1. Que la Biblia es la palabra de Dios, inspirada, infalible, única fuente de autoridad y de doctrina para todos. 2. En un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. 3. En un Único Dios creador de todo; Omnisciente, Omnipresente y Todopoderoso. 4. Que su esencia es Amor, Verdad, Justicia, Derecho, Libertad y muchas más comprendidas en la Palabra de Dios. 5. Que es justo y necesario darle todo agradecimiento, alabanza y adoración por siempre. 6. Que Jesús es Dios, la Palabra, encarnado siendo la imagen visible de Dios por medio de quien, fueron hechas todas las cosas, las invisibles y las visibles. 7. Que el hombre fue hecho a su imagen y semejanza y que es la corona de su creación. 8. Que por la envidia del maligno (Satanás), este, tentó, engañó y con la colaboración del mismo hombre finalmente lo separó de su mayor y único BIEN. 9. Que es tan inmensurable el amor de Dios por el hombre que ante la caída y el rechazo del hombre a Dios, y sabiendo de la total imposibilidad de este de volver a Él. Dios en su corazón paternal no ha dejado de amarle, de llamarlo e invitarlo a participar con ÉL. 10. Que por ello, decidió darse a sí mismo enviando a su único Hijo Jesucristo, imagen visible de Dios hecho hombre, para la salvación de todos los hombres. 11. Que era necesario que la Palabra se hiciera carne, naciendo por medio del Espíritu Santo de una virgen, llamada María, para que en la misma condición del hombre, venciera el poder del pecado, el poder del maligno, el poder del mundo, el poder de la carne en sí mismo y el poder de la misma muerte; y con ello liberar al hombre de su esclavitud y de la condena a muerte eterna obtenida en el Edén. 12. Que Jesucristo vino a prestar tal servicio a favor de su amado, el hombre, y con tal responsabilidad, le ha sido dada toda autoridad sobre la creación; restituyendo al hombre en él, la autoridad que le fuera arrebatada por su misma irresponsabilidad manifestada en el Edén. 13. En la vida pública de Jesús como hombre narrada por los evangelios. 14. Creemos en Jesucristo que anunció y predicó el Reino de Dios por medio del mensaje de la Buena Nueva y del arrepentimiento de los pecados para su conversión y salvación. 15. Que ÉL, es el único CAMINO, LA VERDAD y LA VIDA. Y que su palabra es el único Pan de vida que alimenta y vivifica todo nuestro ser. 16. Que Jesucristo es el Primogénito de la resurrección y de la vida eterna. 17. Creemos que Jesucristo por predicar la verdad y la Buena Nueva del Reino, fue rechazado, difamado y calumniado. 18. Que Jesús fue enviado como el cordero de Dios, asumió sobre sí mismo el pecado de nuestros primeros padres y el pecado de todos nosotros, de todas las generaciones, de todos los tiempos pueblos y naciones. 19. Que Jesús siendo inocente de todo cargo ante el trono de Dios, voluntariamente dio su vida por sus amados permitiendo ser Él, el que fuera crucificado y muerto en lugar de nosotros y que en el derramamiento de su sangre que es el sacrificio perfecto para el perdón de los pecados “canceló la nota de cargo que había contra nosotros, la de las prescripciones con sus cláusulas desfavorables, y la suprimió clavándola en la cruz”. 20. Creemos que luego de ser sepultado, resucitó al tercer día por medio del poder del Espíritu Santo, teniendo en sus manos las llaves de la muerte y del Hades. Siendo este hecho trascendental el eje principal de nuestra fe. 21. Que Jesús recibió todo Poder y Autoridad en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra. 22. Autoridad que Jesús dio a sus discípulos enviándolos a proclamar la Buena Nueva y afirmando que “EL QUE CREA Y SEA BAUTIZADO, SE SALVARÁ, EL QUE NO CREA SE CONDENARÁ.” 23. Que Jesús subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios y vendrá en Gloria a establecer Su Reino por la eternidad 24. Creemos que era necesario que Jesús realizara toda la obra que le fuera encomendada por el Padre, para así, poder enviar al Espíritu Santo prometido, para que estuviera con nosotros todos los días de nuestra vida. 25. Que todo aquel que crea en su corazón y confiese con su boca que Jesús es Señor, será salvo y por creer de forma libre, personal y consciente, debe de ser bautizado en agua en el nombre del Padre, de Jesucristo Su Hijo y del Espíritu Santo, dando así, cumplimiento a la ordenanza de Jesús y ser testimonio de su fe ante los demás. 26. Que el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, nos hacen templo del Dios vivo y verdadero, y es quien nos da testimonio de que somos hijos de Dios y de que le pertenecemos. 27. Que todos los que tienen el espíritu de Cristo forman parte de su Cuerpo, Su Iglesia, Su familia; por tanto y por medio de Él, PROFESAMOS UNA SOLA FE EN Cristo Jesús la cual es testificada en el único y verdadero Bautismo de agua. 28. Que el Espíritu Santo es quien nos equipa por medio de Dones y nos capacita interiormente para llevar un estilo de vida conforme a Su imagen y a la Santidad de Dios. 29. Que al ser parte del cuerpo de Cristo, estamos llamados a congregarnos para amarnos y dar a otros la Buena Nueva de Jesucristo y hacerlos discípulos de Él. 30. Creemos que las puertas del Hades no podrán prevalecer contra el cuerpo de Cristo, por cuanto estamos justificados en la Sangre del Cordero y hemos sido sellados por el poder del Espíritu santo. 31. Que el Espíritu Santo conjuntamente con el Padre y el Hijo, sigue trabajando en nosotros en forma personal, como Iglesia para que demos testimonios abundante para su Gloria. 32. Que Jesús vendrá de nuevo con la Gloria del Padre y como juez justo para juzgar a vivos y muertos y su Reino no tendrá fin. 33. Que en el juicio, los que creyeron en Cristo, serán llamados benditos y apartados a la derecha del Trono y gozaran eternamente en su Gloria.  A los que no creyeron serán apartados eternamente de la Gloria de Dios.
RECURSOS
(502)2475-1318
Principios doctrinales
Principios doctrinales