Todo   Hijo   de   Dios,   tiene   un   lenguaje   que   ha   sido   regenerado   por   medio   del   Espíritu   Santo   (Juan 7:38),   lo   cual   lo   distingue   de   otros,   para   eso   es   necesario   que   todos   como   cuerpo   de   Cristo   nos congreguemos dentro de una Koinonía. KOINONÍA:   Palabra   griega   derivada   del   verbo   Koinoneo   significa   (participar   en   algo   indivisible,   comunicar con,     tener     comunión     en)     y     en     las     versiones     castellanas     se     traduce     por     comunión, comunicación, comunidad, participación. (Hechos 2:42, 2ª Corintios 6:14)   Es un lugar, un tiempo, donde vamos a: Dejarnos amar por Dios y aprender a amar. Aceptar   que   somos   aceptados   por   Dios   tal   y   como   somos   y   que   no   podemos   agregar nada más a la obra salvadora de Cristo. Aceptarnos   a   nosotros   mismos   y   a   los   demás   conforme   a   la   maravillosa   misericordia   de Dios. Crecer en sabiduría y santidad en el temor al Señor (Colosenses 1:28-30). Hacer   discípulos   al   estilo   de   Cristo,   llevando   un   estilo   de   vida   cristiana   normal   como buena   levadura   y   testimonio,   asumiendo   el   papel   ordenado   por   Dios,   en,   con   y   para nuestro   Señor   Jesucristo   como   hijos   de   Dios,   siendo   luz,   amor   y   verdad   en   el   medio donde diariamente estemos para mostrar la Gloria de nuestro Dios. (1ª Pedro 2:11, 4:7) Infórmate   en   nuestra   oficina   en   Casa   Josué   y   participa   en   una   Koinonía   en   cualquiera   de   los horarios y lugares disponibles.
RECURSOS
(502)2475-1318